La tarjeta de la Vida Eterna

Paola V. Torres M.
Se congrega en el Centro Cristiano
Ríos de Agua Viva Internacional
Maracay – Venezuela


Cuando usted va a solicitar una tarjeta de crédito al banco, debe cumplir con ciertos requisitos para obtener los beneficios que la tarjeta le ofrece, utilizaré esta comparación para mostrarles desde un punto didáctico la vida de un cristiano. A lo que llamé la tarjeta de la vida eterna:

Beneficios

Esto es lo que usted obtendrá al seguir a Cristo.

Una Mente Renovada: Romanos 12:2: “No os conforméis a este siglo, sino transformaos por medio de la renovación de vuestro entendimiento, para que comprobéis cuál sea la buena voluntad de Dios, agradable y perfecta”.

Un Nuevo corazón y un nuevo espíritu: Ezequiel 36:26: Os daré corazón nuevo, y pondré espíritu nuevo dentro de vosotros; y quitaré de vuestra carne el corazón de piedra, y os daré un corazón de carne”.

Todos sus pecados son perdonados: Isaías 43:25: “Yo, yo soy el que borro tus rebeliones por amor de mí mismo, y no me acordaré de tus pecados”.

Nuevas vestiduras: Gálatas 3:27: “…porque todos los que habéis sido bautizados en Cristo, de Cristo estáis revestidos”.
Armadura espiritual: Efesios 6:11: “Vestíos de toda la armadura de Dios, para que podáis estar firmes contra las asechanzas del diablo”.

Acceso al trono de la gracia, Jehová te oirá y estará atento a tu clamor: Mateo 6:6: “Mas tú, cuando ores, entra en tu aposento, y cerrada la puerta, ora a tu Padre que está en secreto; y tu Padre que ve en lo secreto te recompensará en público”.

Herencia de Dios: Romanos 8:17: “Y si hijos, también herederos; herederos de Dios y coherederos con Cristo, si es que padecemos juntamente con él, para que juntamente con él seamos glorificados”.

El ángel de Jehová que guardará su vida: Salmos 34:7: “El ángel de Jehová acampa alrededor de los que le temen, y los defiende”.

El Espíritu Santo morará en usted: 1ra. Corintios 3:16: “¿No sabéis que sois templo de Dios y que el Espíritu de Dios habita en vosotros?”.

Jehová enderezará sus caminos: Proverbios 3:6: “Reconócelo en todos tus caminos, y Él enderezará tus veredas”.

Todas estas bendiciones le alcanzarán: Deuteronomio 28 (leer todo).

Operaciones disponibles

Podrá disfrutar de estos beneficios las 24 horas del día en el lugar donde se encuentre y gozará de la satisfacción de ser llamado HIJO DE DIOS.

Juan 1:12: “Mas a todos los que le recibieron, a los que creen en su nombre, les dio potestad de ser hechos hijos de Dios”.

Recaudos o Requisitos

Esto es lo que el Señor necesita de usted:

Creer en Jesús: Juan 7:38: “El que cree en mí, como ha dicho la Escritura: ‘De lo más profundo de su ser brotarán ríos de agua viva’”.

Aceptar a Jesús como Señor y Salvador en el corazón y confesarlo con la boca: Romanos 10:10: “Porque con el corazón se cree para justicia, mas con la boca se hace confesión para salvación”.

Entregarle el corazón: Proverbios 23:26: “Dame, hijo mío, tu corazón, y miren tus ojos por mis caminos”.

Obediencia a su Santa Palabra: Juan 14:23: “Respondió Jesús y le dijo: ‘El que me ama, mi palabra guardará; y mi Padre le amará, y vendremos a él, y haremos morada con él’”.

A quiénes va dirigido

A todo aquel que en Él cree: Juan 3:16: “Porque de tal manera amó Dios al mundo, que dio a su Hijo unigénito, para que todo aquel que cree en Él, no se pierda, mas tenga vida eterna”.

Intereses y comisiones

Ahora ya leyó todo lo que el Señor tiene preparado para usted y así como las tarjetas tienen un interés mensual por su uso o comisiones solo por el hecho de poseerlas, esta decisión tiene un único costo: Que todos los que lo recibimos estamos dispuestos a asumir, negarnos a nosotros mismos en nuestra vieja (pasada) manera de vivir.

Lucas 9:23: “Y decía a todos: ‘Si alguno quiere venir en pos de mí, niéguese a sí mismo, tome su cruz cada día y sígame’”.
¡Tome la decisión hoy mismo!… haga esta oración.

Señor Jesús, te abro las puertas de mi corazón, te pido que perdones mis pecados, te recibo como mi Señor y Salvador, escribe mi nombre en el libro de la vida y que jamás sea borrado. Te doy gracias por esta oportunidad, ayúdame a caminar en obediencia a Ti diariamente. En el nombre de Jesús. Amén.

A partir de ahora amado hermano(a), usted es salvo(a), santificado(a), redimido(a) y justificado(a) por la preciosa sangre de Jesús, recuerde que las cosas viejas pasaron, camine siguiendo el ejemplo de Jesús en la Tierra, guarde celosamente su nueva identidad en Cristo y que nada lo aparte del camino, que nuestro Padre Celestial le bendiga grandemente desde hoy y para siempre.

PAOLA V. TORRES M.
Discípula y adoradora pero, por sobre todas las cosas, servidora de Cristo

También te puede interesar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.