Movimiento pro-vida detuvo proyecto abortista en Australia

AUSTRALIA.- El político de izquierda Rob Pyne, la cara visible de estos dos proyectos tenía un único objetivo: que las mujeres “tuvieran más libertad para abortar”, pero no lo ha conseguido. En concreto, el primer proyecto de ley fue diseñado para eliminar el aborto del código penal y además, prohibir a la comunidad pro-vida que se acercaran a menos de 50 metros de los “abortorios”.

El segundo proyecto de ley obligaba a médicos y enfermeras realizar “abortos de emergencia” independientemente de sus convicciones morales o ideológicas. Pero esto se detuvo, gracias a 55.604 personas que firmaron para que estos proyectos abortistas no salieran adelante. Después de diez meses de batalla y de división ideológica por parte de los políticos y los ciudadanos, la Cámara Alta del Parlamento de Queensland ha sido concluyente:

Ninguno de los dos proyectos puede seguir adelante, y a través de una votación en unanimidad se ha logrado paralizarlos. Asimismo, los ciudadanos australianos se han movilizado para paralizar estos proyectos. La organización pro-vida australiana ‘Cherish Life’ se encargó de dirigir una marcha por la vida que resultó ser multitudinaria. Al finalizar la marcha cerca de 4.000 personas llegaron frente del Parlamento para protestar en contra de estos dos proyectos de ley.

Vea también Controversia en Guatemala por la llegada del “Barco del Aborto”
Para la presidenta de la organización pro-vida, Julie Borger la paralización de los proyectos es una gran victoria para la vida y la dignidad del no nacido. “Sólo el 6% de los habitantes de Queensland apoya que el aborto sea legal en cualquier etapa del embarazo y por cualquier razón”, ha asegurado Borger, “pero estos proyectos de ley no ofrecían ninguna garantía de seguridad ni a los médicos ni a la comunidad pro-vida, por ello hemos actuado para que se les respeten”.

 

FUENTE: Impacto Evangelístico

También te puede interesar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.